20 de marzo de 2017

POST INVITADO [RESEÑA]: POR TRECE RAZONES - JAY ASHER

Muchas gracias a Belén por participar de esta nueva sección!
Twitter | Instagram

No se puede detener el presente, ni tampoco rebobinar el pasado. El único modo de llegar a conocer el secreto… es darle al PLAY. Clay Jensen es un adolescente como cualquier otro que encuentra, al llegar un día a casa, una misteriosa caja sin remitente dirigida a su nombre. El contenido no es otro que una serie de cintas de grabación, siete en total, que parece haberle enviado Hannah, una compañera de clase que no hace ni dos semanas que se ha suicidado. A pesar del desconcierto que supone volver a oír la voz de Hannah, Clay descubrirá que son trece las razones por las cuales ha decidido quitarse la vida, trece caras de cassete y que, por ello, son trece las personas que deben escucharlas. Él es una de ellas. “Es un juego muy sencillo: primero las escuchas, luego las pasas” dice Hannah en la primera cara.
¿Qué razones son esas y qué tiene que ver él con ellas? A lo largo del día, Clay se irá obsesionando con las grabaciones y hasta recorrerá la ciudad con un mapa que ella misma le ha proporcionado. Pero he aquí un viaje distinto del esperado, un viaje donde el punto de llegada es precisamente el mismo que el de partida y en el que solo hacen falta unos nuevos ojos para verlo todo como por vez primera. Hannah irá desgranando poco a poco su vida en un intento de poner de manifiesto las consecuencias, grandes o pequeñas, de las cosas que hacemos y dejamos de hacer, y que cambian el mundo a veces sin darnos cuenta.


¡Hola lectores! Hoy traigo una entrada súper especial, porque no sólo me decidí a escribir la reseña de este libro que leí a finales del 2016 y tenía pendiente desde entonces, sino que lo hago en colaboración con este blog que adoro, ¡así que estoy doblemente feliz! El libro en cuestión es “Por trece razones”, de Jay Asher, editado acá, por VRYA en 2016.

Como nos dice la sinopsis oficial, la historia arranca con Clay, un chico como cualquiera de nosotros, que recibe de pronto una serie de cassetes -siete en total, numeradas las caras del 1 al 13- y que, sin tener idea de lo que va a escuchar, pone el primero y le da PLAY.

Hola chicos, soy Hannah Baker. En vivo y en estéreo.

¿Todo bien hasta ahí, no? Bueno, no, porque Hannah se suicidó unas semanas atrás y Clay no entiende por qué recibe unas cintas grabadas por una chica muerta. Pero ella, con un sentido del humor bastante retorcido y sin pelos en la lengua, enseguida nos dice:



Espero que estén listos, porque estoy a punto de contarles la historia de mi vida. Más concretamente, por qué acabó mi vida. Y si estás escuchando estas cintas, tú eres uno de los motivos.

Cien páginas después Clay sigue preguntándose “Por favor, Hanna, Dime por qué estoy oyendo esto. ¿Por qué yo?” y es que si bien Hannah les dice al arrancar que hay un lado de cinta por cada una de las personas/ motivos que la llevaron al suicidio, no se las pone fácil y hace que todos escuchen todas las cintas, o al menos hasta que aparezca su nombre y después un poco más, para saber a quién le tienen que entregar el conjunto macabro de cassetes a continuación.

Las reglas son bien simples. Solo hay dos. Regla número uno: Escuchas. Número dos: Pasas las cintas al siguiente de la lista. Con suerte, ninguna de las dos reglas te será fácil de cumplir.


Y hablando de fácil… este libro fue a la vez fácil y difícil de leer.

Fácil porque lo leés de un tirón, así que estás a tiempo de conseguirlo y leerlo antes de que se estrene la serie de Netflix. Además la edición es hermosa, y te facilita la vida para pasar de un POV a otro, ya que está bien separado lo que nos dice Hannah en las grabaciones de lo que va viviendo Clay, durante las horas en las que lo acompañamos mientras escucha la cinta, con unos detalles preciosos en el interior del libro, súper cuidado como todas las ediciones de V&R.

Difícil porque, bueno, si no te sentís identificado con Hannah en algún momento, entonces lamento decirte que te vas a sentir identificado con alguna de las trece razones que la llevaron al suicidio. Probablemente te sientas identificado con Hannah y con varias de las razones, te adelanto. A mí me pasó.

Y es que, sin hacer spoiler (que, venga, no es que Hannah muere, sino porqué, y en alguna medida qué papel juega Clay en eso; y sepan que si bien Clay es el chico que nos dieron para seguir la historia de Hannah, pudo haber sido cualquiera de los otros que aparecen en la historia, realmente), decía, sin hacer spoiler puedo asegurar esto: todos estuvimos ahí. En Hannah o en alguna de las trece historias puntuales que ella nos cuenta, que son todas en extremo interesantes de leer y de las que no les voy a hablar porque quiero que lean el libro.

Ahí.

Necesitando un poco de ayuda. Haciendo sentir mal a alguien. Pudiendo ayudar a alguien y mirando para otro lado. Ahí, en cualquiera de esas situaciones. Y lo peor es que, la gran mayoría de las veces, como las personas cuyos nombres van apareciendo en los cassetes, no nos damos cuenta.

Más allá de que la historia de Hannah es la historia de Hannah, con todos sus altos y sus muchos bajos, con todas sus particularidades y con sus batallas individuales, lo cierto es que son trece personajes más la chica que terminó muerta, y no hay forma de escaparte: vas a verte reflejado en este libro, así creas que sos el más amigable de la clase y el más copado de todos tus primos. Aunque te creas el Gryffindor más valeroso con una pizca de Hufflepuff, porque sos tan buena persona. Jamás vamos a poder conocer todas las repercusiones que tienen nuestras acciones, nuestras omisiones, nuestras palabras y nuestros silencios. Nunca jamás. Y es por eso que este libro resulta difícil de leer.

Porque incluso cuando lo terminás y lo cerrás, sigue atrás y encima tuyo, dándote vueltas en la cabeza y susurrando “¿te acordás cuando…?” Porque todos escuchamos un rumor, o lo repetimos. Todos nos reímos alguna vez de la torpeza ajena. Todos vimos alguna vez algo que andaba mal y giramos la cabeza. Y no es tan difícil percatarnos de que algo anda mal, lo que nos resulta difícil es intentar solucionarlo. Lo primero que pensamos es “¿qué me voy a meter?” sin darnos cuenta de que ya estamos metidos. Hola, ¿vivís en este mundo? Bien, ya estás enlazado con la vida de los 7000 millones de seres humanos con los que lo compartís. ¿Qué vas a hacer al respecto?


Y bien, este libro hace eso: te deja pensando –por meses: sí, lo leí hace meses y sigo pensando en esto- en lo que hiciste, en lo que no, y en lo que podés hacer. Empezando por ser amable. No tenemos forma de saber por lo que están pasando las personas que nos rodean, ni aunque sean miembros de nuestra familia o se trate de nuestros mejores amigos. En su fuero interno, pueden estar caminando al borde de la cornisa y nosotros no tener idea. Ese es el mensaje general del libro, a mi entender: no sabés cuándo podés estar haciendo daño cuando la persona que tenés enfrente en realidad necesita ayuda. Y esto me deja en un lugar excelente para que les tire las siguientes frases, que son de La Lección de August, libro de J. R. Palacio que recomiendo que lean ni bien terminen con “Por trece razones”, ya que deja un mensaje parecido pero con una nota mucho más amena y esperanzadora.


"A veces no hace falta que uno quiera hacerle daño a alguien para lastimarlo, ¿entiendes?."

"¿Podríamos hacer una nueva regla: intentar ser siempre más amables que lo necesario?… Como seres humanos, llevamos dentro no solo la capacidad para ser amables, sino la elección de poder ser amables"

Para cerrar esta reseña, les pido que se comprometan con su entrono y con la gente que hay en él. Lean el libro y piensen. Y sean amables. Sean atentos. No miren para otro lado. No esperen a que sea demasiado tarde para decir “Me encantó hablar contigo, Hannah”. Las señales siempre están ahí, pero sé que es posible que no las veamos. Sé que es imposible verlas siempre. Por eso les pido que se comprometan a estar atentos, y a ser más amables de lo necesario, porque un gesto de cariño, un llamado, una palabra en el momento indicado, aunque parezca una pequeñez, puede hacer la diferencia no sólo en el día, sino en la vida de alguien.

Y si estás más cerca del otro lado del cassete, enterate que no estás solo y mi inbox siempre está abierta.



¿Qué les pareció la reseña?¿Han leído el libro o piensan ver la serie?
Los leo en los comentarios!


10 comentarios

  1. ¡Hola! Tengo muchas ganas de leer este libro! He visto el trailer de la serie y me llama mucho la atención, así que antes de verla espero leerlo.
    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo leí en una sola tarde, así que tenés tiempo de sobra para leerlo antes de ver la serie. ¡Espero que puedas!

      Eliminar
  2. ¡Hola! No conocía este libro hasta que empecé a ver publicidad de la serie por todos lados. La verdad es que me llama la atención, intentaré leerlo antes de que se estrene la serie ;)
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro publicado hace años, pero VR lo trajo a Argentina en diciembre del 2016, y es genial que con la serie se le esté prestando atención, porque toca temas que necesitan ser tratados en la literatura YA. ¡Espero que puedas leerlo!

      Eliminar
  3. Hola chicas!! La verdad vi este libro en muchos lados pero nunca me detuve a leer su sinopsis o una reseña al respecto. Me encanto la forma en la que nos cuentan de que se trata, si antes no me llamaba la atención, ahora me muero por leerlo. Hermosa reseña!
    Felicitaciones :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Clara! Te lo súper recomiendo, en serio! Te va a encantar y te va a hacer pensar en un montón de cosas ♥

      Eliminar
  4. Hola! Muchas gracias por tu entrada. Creo que con esta ya me decido a leer el libro, que quizás le pida prestado a una amiga. No estaba con ganas de lecturas fuertes, pero ya veo que esta es de las necesarias.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué emoción! La verdad es que es muy bueno, y si bien toca temas fuertes, lo hace de forma directa pero cuidada. ¡Espero que puedas leerlo! ♥

      Eliminar
  5. ¡Hoola! Este es un libro que tengo bastantes ganas de leer desde hace bastante tiempo, pero que nunca me termino de animar a leer. Pero sin duda alguna voy a ver la serie de televisión porque tiene una pinta increible

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Espero que la serie sea fiel al libro! Y ojalá te animes, porque vale la pena leerlo ;)

      Eliminar

Este blog se alimenta con los comentarios, muchas gracias por pasarte!
No dudes en dejar tu opinión siempre y cuando sea con respeto.
Por favor evitemos el spam. Si quieres que visite tu blog, con que me dejes un enlace alcanza.